Ayuntamiento de Molina de Segura





El Ayuntamiento de Molina de Segura trabaja en un Proyecto de Reactivación Comercial, Hostelero e Industrial para paliar las consecuencias del estado de alarma por el COVID-19

AddThis Social Bookmark Button

 

En esta reunión se trató de dibujar la situación actual del comercio y la industria local, intentando aportar soluciones para adoptar las medidas necesarias que beneficien a la gran mayoría. Durante dos horas plasmaron ideas, recomendaciones, medidas a estudiar y, sobre todo, reivindicaciones de los sectores implicados.

 

Por su parte, los concejales Andrés Martínez y José de Haro han recordado las medidas aprobadas ya por el Ayuntamiento de Molina de Segura, tras la emergencia sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, como el plan de pago inmediato a proveedores, la bonificación en la tasa de basura y otras tasas a locales cerrados, o el aplazamiento de tributos mediante la modificación del calendario fiscal. Todo ello forma parte de un Plan de dinamización y contingencia para comercios y hosteleros, que será dotado con 200.000 euros en diversas líneas de ayudas e incentivos a la generación de empleo, la inversión en equipamientos y NNTT, y campañas de promoción del comercio local.

 

Molina de Segura cuenta con un tejido empresarial y comercial que supera las 5.000 sociedades y los 1.500 comercios, teniendo previsto incrementar estas cifras en los próximos años con el desarrollo nuevas áreas empresariales ya en marcha.

 

“Nuestro objetivo –explica el Concejal de Comercio- es llegar a todos los establecimientos del municipio. Somos conscientes de la necesidad que existe en cuanto a material de protección, como guantes, gel, mascarillas, mamparas, y la preocupación que existe en determinados sectores, como es el textil. Nuestras campañas para la reactivación irán encaminadas a fidelizar a los máximos clientes posibles del municipio, concienciar de la importancia del comercio de proximidad y aprovechar el éxito de las realizadas desde el estado de alarma, para mantener esos clientes”.

 

Desde la Asociación de Comercio COM-PRO, su presidente, Francisco Saura, señala que “es necesario establecer unas medidas y protocolo de seguridad para la apertura de los comercios; tenemos que dar garantías a los clientes”. Necesitan facilidades en cuanto a parking para clientes, transporte público, etc., en las que desde el Ayuntamiento ya se está trabajando.

 

ASECOM, representado por su presidente, Eloy Jiménez Gambín, ve fundamental que se contraten campañas, e incide en que se contrate lo máximo con proveedores locales. También destaca la importancia de no solo retrasar los pagos, sino prorratear el máximo posible y bonificar parte, dando facilidades de pago.

 

Desde el Ayuntamiento molinense se recuerda que existe una ordenanza municipal que permite el aplazamiento de tributos, hasta 5 años para quien lo solicite.

 

Todos coinciden en la necesidad de concienciar y ayudar a los establecimientos en su incorporación al comercio electrónico, de manera que sean cada vez más los que se incorporen a la venta online, adelantándose a nuevas etapas en las que se volviera a repetir esta situación. Esto contribuye a disminuir los contagios e implementar la entrega a domicilio.