Ayuntamiento de Molina de Segura





El Ayuntamiento de Molina de Segura prepara con la Comunidad Autónoma nuevas líneas de colaboración en materia de vivienda para el municipio, y contará en 2020 con un programa de regeneración urbana

AddThis Social Bookmark Button

 

El principal punto de la agenda fue tratar la incorporación de Molina de Segura al Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbanas (ARRU), que desarrolla el Ministerio de Fomento, en colaboración con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

 

Según explica Mariano Vicente, “el Ayuntamiento ha elaborado un avance de propuesta para intervenir en 13 barrios del casco urbano y en pedanías con ayudas a operaciones de rehabilitación de viviendas y re-edificación, que permitirán mejorar el parque actual de viviendas privadas, dotándolas de mejoras estructurales, funcionales y de eficiencia energética. Esto es especialmente significativo en algunos barrios aquejados de un importante grado de deterioro del parque habitacional, y que pueden, de esta forma, dinamizar su actividad, contribuir al rejuvenecimiento de su población y aliviar el mercado de vivienda. El alcance final, en cuanto a número de intervenciones a programar, se terminará de definir a principios del año 2020 y es objetivo de ambas instituciones que Molina de Segura quede definitivamente incluida en este programa a lo largo de ese año, si bien podrán acogerse a ayudas intervenciones iniciadas con anterioridad a esta fecha que se encuentren en desarrollo. Con el fin de proporcionar información y asesorar técnicamente a promotores, propietarios y comunidades de vecinos, se articulará una campaña informativa y se dotará al municipio de una oficina técnica que facilitará el seguimiento de todas las actuaciones”.

 

En las reuniones de trabajo también se trataron otros temas, tales como: la mejora en la coordinación en la gestión de las viviendas sociales que tiene la Comunidad en el municipio; el desarrollo de planes de actuación comunitaria en los bloques de viviendas, especialmente numerosas en el Barrio de Fátima; la colaboración municipal en la actualización de censos de usuarios; y la adhesión a los servicios de mediación hipotecaria que ofrece la Comunidad en colaboración con la Administración de Justicia.

 

En opinión del concejal, “se trata de un importante impulso a una concejalía joven, que surge fruto de compromiso del gobierno con las políticas activas para favorecer el derecho a la vivienda, y que ahora diversifica líneas de trabajo para ampliar objetivos”.