Ayuntamiento de Molina de Segura





El libro 'Introducción básica a la poesía', de Francisco Torres Monreal, será presentado el lunes 13 de mayo en la 'Primavera del Libro' de Molina de Segura

AddThis Social Bookmark Button

El acto de presentación del libro Introducción básica a la poesía, de Francisco Torres Monreal, tendrá lugar el lunes 13 de mayo, a las 20.00 horas, en la Biblioteca Salvador García Aguilar (en la Avenida del Chorrico, nº 44), dentro del programa de la Primavera del Libro 2019 de Molina de Segura, organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la localidad. Interviene, junto al autor, Pedro Monreal Teruel.

 

Francisco Torres Monreal (La Ribera de Molina, 1943) es autor y adaptador de obras clave sobre el teatro, cuatro de ellas publicadas en Ediciones Cátedra –Teatro pánico, Historia básica del arte escénico (trece ediciones), Semiótica teatral (tres ediciones), y La loca de Chaillot y La guerra de Troya no tendrá lugar-. En el ámbito de la poesía, ha centrado sus elecciones en Baudelaire –El Esplín de París, Escritos íntimos- y los poetas contemporáneos de expresión francesa, de los que ha realizado cuatro antologías. Profesor de semiótica y traducción teatral y poética, concibe la aproximación a la literatura y al arte como un compromiso ético con uno mismo y con el mundo en el que nos ha tocado vivir. Ha impartido cursos y conferencias en distintas universidades españolas y extranjeras. En el ámbito de la creación dramática, es autor de Baudelaire maldito, El loco de Asís, Guernica y después (www.um.es.ftorres).

 

Invitación a la poesía podría ser también el título de este libro en el que se afirma, de entrada, que todos nacemos con predisposiciones poéticas. Negarlo sería decir que nacemos sin sentidos, sin sentimientos, sin razón, sin aspiraciones, sin sueños. La poesía no es otra cosa que la respuesta emocionada de nuestro ser –cuerpo y espíritu, mente y corazón- a los estímulos de la bondad, la verdad y la belleza del mundo. Los poetas son los maestros más indicados para enseñarnos los recorridos de la poesía y algunos de sus encuentros (con el amor, el tiempo, la memoria, la muerte, la música, la escritura, la lectura…). Con su frecuentación, y con los sentidos, la mente y el corazón abiertos al arte y a la vida en todas sus manifestaciones, aprenderemos a conocer más y mejor el mundo y a nosotros mismos; en definitiva, a vivir con mayor plenitud y gozo la existencia que nos ha sido dada gratuitamente. Tres milenios de poesía lo confirman.