El Ayuntamiento de Molina de Segura celebra el Día Mundial del Reciclaje el jueves 17 de mayo, con la iluminación de verde de su fachada y el recordatorio a la ciudadanía sobre la importancia de su colaboración en este proceso

Creado en Martes, 15 Mayo 2018 14:08
AddThis Social Bookmark Button

El Ayuntamiento de Molina de Segura se suma a la celebración del Día Mundial del Reciclaje el jueves 17 de mayo con el objetivo de sensibilizar e informar a la ciudadanía sobre la importancia de la reducción de los residuos y la colaboración en la separación selectiva para garantizar su reciclaje.

 

Dentro de las acciones previstas por la Concejalía de Medio Ambiente está la iluminación de la fachada de la Casa Consistorial de color verde durante la noche del miércoles al jueves, sumándose de esta forma a la iniciativa VISTÁMONOS DE VERDE, propuesta por Ecoembes para hacer un llamamiento a toda la ciudadanía sobre la importancia que el reciclaje tiene para el futuro del planeta.

 

También está prevista la instalación de un punto de información a la ciudadanía el mismo día 17 de mayo, a partir de las 10.30 horas, en la Plaza de España, donde se proporcionará información sobre cómo realizar una correcta separación de los residuos para garantizar su reciclaje y sobre la necesidad de reducir los residuos para preservar los recursos naturales y proteger el medio ambiente. Se propondrá participar en juegos de separación de residuos o fotografiarse en el photocall con un mensaje en pro del reciclaje y el medio ambiente. A todos los participantes se les dará un obsequio en agradecimiento a su colaboración.

 

El Concejal de Medio Ambiente, Juan Alcaide Quirós, quiere agradecer a toda la población su colaboración en la recogida selectiva y les plantea “el reto de mejorar la calidad de la separación de residuos, de forma que nuestra contribución al reciclaje sea la más adecuada, contribuyendo a preservar nuestros recursos naturales, reducir la contaminación y mitigar el cambio climático”.

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), estableció en el año 2005 el 17 de mayo como el Día Mundial del Reciclaje, con el fin de promover en los habitantes del Planeta una mayor responsabilidad, no solo desde la perspectiva del ciudadano consumidor, sino de aquel que extrae la materia prima y del que la transforma en un bien de consumo. De esta forma, la UNESCO se fijó como objetivo para este día sensibilizar y responsabilizar a la población sobre sus propios residuos e impulsar la recogida y reutilización de los residuos que se recuperen.