El Ayuntamiento de Molina de Segura pone en marcha un servicio de comedor escolar gratuito durante el verano para menores cuyas familias carecen de recursos

AddThis Social Bookmark Button

 

El doble objetivo de esta iniciativa es: proporcionar a los menores de 3 a 16 años, en periodo vacacional, una alimentación adecuada a sus necesidades, respetando las diferencias culturales, religiosas así como las intolerancias y alergias alimenticias; y facilitar un espacio donde los menores puedan reforzar hábitos alimentarios convenientes, de higiene, relacionales, educativos y de integración social.

 

Pueden acceder menores cuyo perfil es el siguiente:

 

 

El servicio ha sido ampliado este año hasta las 80 plazas (en 2016 fueron 60), repartidas a partes iguales entre los dos centros educativos. Los menores se incorporan al servicio a través de la propuesta de los profesionales, previa valoración de la situación de necesidad de los mismos. La mayoría de los menores participan en programas sociales propios de la concejalía, o bien de otras entidades de carácter social que trabajan en la zona (Familia, UTS, Integra… CEPAIM, Cruz Roja). La propuesta técnica para la participación de los menores está determinada por diversos criterios:

 

 

Según explica el Concejal de Bienestar Social, “las dificultades con que se encuentran algunas familias del municipio por la escasez de recursos para proporcionar a los menores una alimentación adecuada a sus necesidades en el periodo estival (ya que durante los meses de julio y agosto no hay comedor por finalización del curso escolar), se deriva fundamentalmente de la carencia de recursos económicos, personales y sociales que les conduce a una situación de necesidad e integración social. Ante la demanda creciente, el Ayuntamiento ha puesto en marcha este servicio de comedor escolar en los meses de julio y agosto en dos centros educativos, con dos turnos en cada centro de 13.30 a 14.30 y de 14.30 a 15.30 horas, siendo así una forma de acercar a las familias el recurso y evitar desplazamientos alejados bajo temperaturas extremas. También es importante destacar que de esta manera se facilita la prestación del servicio”.

 

Durante el mes de agosto y como consecuencia de la finalización de recursos de verano dirigidos a menores, el comedor se complementará con actividades educativas y de integración social. De forma amena, se elaborarán actuaciones sobre coeducación, igualdad, acoso, etc.

 

La prestación del servicio tiene un coste de 16.044,16 euros, con cargo al presupuesto municipal, y cuenta con 4 monitores de la empresa Diloa, adscritos dos a cada comedor y un coordinador, así como técnicos/educadores de la Concejalía de Bienestar Social para control y seguimiento.

 

Respecto a 2016, primer año de este servicio, se han incorporado varias mejoras en el mismo: