Ayuntamiento de Molina de Segura





El Ayuntamiento de Molina de Segura pedirá a Canales del Taibilla un sistema alternativo de suministro de agua

AddThis Social Bookmark Button

 

La regidora municipal ha recordado que el origen de la situación ha estado en el agua suministrada al municipio desde la planta potabilizadora de Sierra de La Espada, dependiente de la Mancomunidad de Canales del Taibilla y que se ha tratado de algo ajeno a la gestión de las infraestructuras municipales, cuya misión es la distribución de ese agua hasta la ciudadanía.

 

El Ayuntamiento de Molina de Segura y Sercomosa seguirán realizando los controles habituales para garantizar que el agua de la red municipal puede ser empleada para todos sus usos (beber, cocinar, aseo diario, limpieza, etc.).

 

Una vez concluido este episodio y restablecida la normalidad, el Ayuntamiento de Molina de Segura pedirá explicaciones a la Mancomunidad de Canales del Taibilla por lo ocurrido y le solicitará que garantice en todo momento la calidad del agua que llega a los hogares de los molinenses.

 

Igualmente se pedirá a la Consejería de Sanidad, responsable de velar por la calidad del agua de consumo humano, que dé cuenta de cómo se ha gestionado este asunto, y ponga los medios necesarios para que no vuelva a repetirse algo similar.

 

Esther Clavero ha recordado que el Ayuntamiento de Molina de Segura y la empresa Sercomosa están estudiando fórmulas para compensar, en el recibo del agua, a los vecinos de la localidad por los inconvenientes ocasionados por la recomendación de no beber agua de la red municipal.

 

La Alcaldesa ha agradecido a los técnicos municipales y de Sercomosa el trabajo intenso llevado a cabo durante estos cuatro días para la solución de un problema, que ha insistido, ha sido completamente ajeno a las infraestructuras municipales.

 

En todo momento, ha precisado Clavero, “se ha procedido a mantener informada a la población a través de la página web,  representantes vecinales, radio, prensa, televisión y redes sociales. Se ha evitado otro tipo de comunicación, como el coche de anuncio para evitar alarma social. Ha habido mucha transparencia en la información, incluso publicando los análisis directos del agua”.